Elegimos dentro de la primera parte de este libro y certificación trabajar con la “MENTALIDAD”, porque creemos que es el principal desafío que toda persona que se certifica en Networking tiene para poder alcanzar los objetivos deseados. Es necesario que usted cambie el “CHIP” de pensamientos convencionales que le han enseñado hasta hoy respecto de algunos parámetros del relacionamiento que usted debe tener con los contactos de su negocio y que no son correctos o hay que actualizar. Por ejemplo, debe usted de haber escuchado en varias ocasiones, por varias personas, inclusive personas muy importantes para usted, la frase: “El mundo es un pañuelo”. En algunas partes del mundo esta frase surte algunas alteraciones como “Qué pequeño que es el mundo” o “No nos vemos ni en el barrio y nos topamos acá”. Debe haberla escuchado tanto, y debe haber vivido tantas veces esa coincidencia de conectar con personas cercanas en viajes o lugares inesperados que lo comenzó a creer cierto y seguramente  lo promueve incluso con otras personas.

Todas estas afirmaciones surgen a raíz de un cuento llamado “Chains” del escritor Húngaro Frigyes Karinthy, que en 1930 afirmó en el contenido de este libro una hipótesis que promovía la teoría de que todos en el mundo estamos conectados con al menos 6 grados de separación de cualquier otra persona en el mundo.

¿Cómo funciona esta hipótesis?

 

Primero escojamos un personaje famoso a nivel mundial: “El Papa”. Digamos que usted quiere conectar con él. La hipótesis de los 6 grados de separación dice, que si usted se traza como objetivo conocerle, el no estaría a más de 6 personas de usted. Es decir, usted tendría que conocer a alguien, que conozca a alguien más, que a su vez conozca a no más de 4 personas más, que lleguen en una especie de cadena de relaciones hasta él. Hagamos el ejercicio imaginario… Usted tiene una prima (primer nivel) que alguna vez fue al Vaticano, y le mencionó que conoció a un Cardenal muy influyente con quien hizo una buena amistad. Este Cardenal (segundo nivel) es amigo personal del Papa. Trabaja en Roma en una posición muy cercana. Usted llama a su prima y ella le da el número de teléfono del Cardenal, a quien le pide ayuda para conocer al Papa en persona. El Cardenal decide ayudarle y entonces le contacta con el Secretario Particular del Papa (tercer nivel) para que pueda, a su nombre, pedirle una cita para conocerle. Usted estaría llegando finalmente al Papa dentro de un cuarto nivel.

 

¿Fascinante cierto?

¿Cómo se especula que funciona?

Luego que Karinthy escribiera “Chains”, en los años 50, comenzaron a tratar de probar lo que la gente pensaba podría ser una realidad.

Wikipedia.org:

“En la década de los 50  Ithiel de Sola Pool (MIT) y Manfred Kochen (IBM) se propusieron demostrar la teoría matemáticamente. Aunque eran capaces de enunciar la cuestión “dado un conjunto de N personas, ¿Cuál es la probabilidad de que cada miembro de estos N estén conectados con otro miembro vía k1, k2, k3,…, kn enlaces?”, después de veinte años todavía eran incapaces de resolver el problema satisfactoriamente.”

 

Luego, en 1967 el científico Stanley Milgram desemboca la confusión de una forma mucho más global, pues se comienza a consumir un mito mal entendido a raíz de los resultados de sus investigaciones científicas. Milgram intenta probar la teoría con su experimento “el mundo pequeño”, en donde se envían cartas a un extraño por medio de un puñado de personas dentro de Estados Unidos. Este estudio reveló estadísticamente resultados distintos a los que la gente quiso interpretar, pues mucha gente se acogió a su estudio para seguir afirmando que la teoría es cierta.

 

El estudio más reciente lo hizo Facebook en el año 2011 y lo llamó “La Anatomía de Facebook”. Esta red social tenía al momento 721.000.000 de miembros (alrededor del 10% de la población mundial). Según Wikipedia:

 

“Se analizó el conjunto de amigos en común, para sacar el promedio de cuántos eslabones hay entre cualquier usuario y otro cualquiera. De esta prueba se excluyó a celebridades y famosos. Los resultados mostraron que el 99,6% de pares de usuarios estuvieron conectados por 5 grados de separación. Esta es la prueba más cercana de la teoría a la fecha de hoy y da un resultado aproximado de 4,75 eslabones.

 

Lo cierto, es que la hipótesis de que el mundo es un pañuelo, es FALSA.

 

¿Por qué?

Acorde a lo anterior mencionado:

  1. 1930: Chains, de Frigyes Karinthy, era un cuento, una narrativa de ficción. Nada sustentado científicamente.
  2. 1950: Ithiel de Sola Pool (MIT) y Manfred Kochen (IBM) después de veinte años todavía eran incapaces de resolver el problema satisfactoriamente.
  3. 1967: La gente divulgo el experimento de Stanley Milgram como si sus resultados hubieran develado con certezas la teoría, lo único cierto fue que de todos sus intentos, el más exitoso tuvo 217 envíos de cartas, de los cuales solo llegaron 64. Una entrega exitosa del 29% sobre el 100% de las cartas enviadas. Solo el 29% fueron entregadas en no más de 6 grados. Es decir, el 71% no estuvieron conectados para nada, nunca llegaron. Pero el anterior fue el experimento más exitoso. Otro de los experimentos de Milgram no llegó ni al 5% de éxito en la entrega de las cartas. La gente se emocionó tanto de saber que el 29% de cartas en uno de sus experimentos tuvo éxito en su entrega, que dieron por hecho que la teoría era real. Y entonces se consolidó mucho más el mito.
  4. 2011: El experimento “La Anatomía de Facebook”, abre la posibilidad un poco más real de la teoría. Es decir, podemos presumir que de una muestra del 10% de la población mundial (que es la muestra más grande con la que se ha podido evaluarla), la tendencia calculando medias aproximadas daría un resultado de tendencia bastante acertado. Pero en cambio no se ha considerado que según la regla 90/10 el 90% de la población mundial es de escasos recursos. Es decir, no es raro, que Facebook solo tenga 10% de miembros sobre la población mundial, dado que el 90% de la población restante del planeta es en promedio económicamente pobre, poco educada, y poco conectada. Solo un 43,33% de la población mundial tiene acceso a internet. Ese 10% “con mejores recursos” es considerado un grupo de personas que tienen acceso a un mejor internet, y por ende a un computador o dispositivo electrónico más avanzado y cómodo para conectar. Además, el estudio develó también, que de la misma forma en la que el estudio de Stanley Milgram solo tiene un porcentaje de 29% de eficacia, en el Facebook, el estudio arrojó que el 10% tiene menos de 10 amigos, el 20% tienen menos de 25 amigos y solo el 50% tiene más de 100 amigos. Adicional a esto, y tal vez lo más importante: ¡Muchos no contestan los mensajes de facebook!; por ende, podría estar a pocos niveles de la persona en cuanto a contactarla pero sin garantías reales de una respuesta segura, ya que esta y las demás redes virtuales, carecen de suficiente credibilidad, confianza y veracidad en las relaciones que se construyen como para, por ejemplo conectar con el “Papa”, a través de personas con las que primero no se cultivó una relación recíproca.

 

¿Cuál es el mensaje que queremos darle al desmentir que el Mundo sea un pañuelo?

Los 6 grados de separación han creado una sensación de complacencia más que de entusiasmo por entender y trabajar sobre el valor de las relaciones en nuestras sociedades. Todos estos estudios debieron haber impulsado un ánimo arrollador en las personas por entender lo realmente difícil que es manejar relaciones y conectar con otros para estudiar mejores métodos y estrategias para hacerlo con éxito. Pero más bien, en la mayoría ha generado lo contrario. “Como estamos a tan solo 6 amigos del Papa; ¡Mejor me quedo cómodo en donde estoy!! ¡¡Qué fácil que sería reunirse con el Papa!!

 

El mensaje que queremos darle es:

 

“El mundo no es un pañuelo, de hecho es un mundo bastante grande y lleno de personas complejas de comprender, conocer y apoyar. Construir relaciones y mantenerlas saludables es un desafío en dónde quienes nos dedicamos a esto estamos en permanente estudio e innovación de nuestros propios métodos. Es importantísimo que usted decida aprender a hacer Networking de forma ordenada y establezca un plan que le permita conocer a esas personas que serán ineludiblemente parte de sus sueños”.