Esto es un MITO. De hecho, algunos de los mejores Networkers del mundo se han diagnosticado en su perfil y han dado positivo para introvertidos. Existe una confusión tremenda en torno a este tema y para poder aclarar dudas lo mejor es definir qué es ser un introvertido y qué es ser extrovertido para luego poder justificar por qué la introversión es de hecho una ventaja respecto del resultado que podría tener al momento de hacer Networking. Lo primero que hay que decir es que el término introversión y extroversión vienen principalmente a la palabra “versión” como ángulo de análisis. Es decir, una persona introvertida es alguien con una personalidad más volcada a la vida interior que exterior. Su versión de personalidad es más interior que exterior.

El ser humano es una unidad bio psico espiritual. Bio porque está hecho de materia biológica, psico porque su conducta gira en torno a su “Psiquis” o Mente y espiritual porque junto a la materia y mente existe además un espíritu que lo conecta con su realidad existencial. Cuando una persona tiene una vida nutrida en lo espiritual su conducta devela de sí una versión mucho más interior que exterior de la realidad. Es decir, una persona con una vida interior mucho más fortalecida interactuará con los demás desde un ángulo más enfocado en los sentimientos y los pensamientos del interior que en las cosas y la realidad exterior. Introversión no es lo mismo que timidez. Es decir, una versión más interior que exterior no determina que una persona sea más tímida o vergonzosa con los demás. Se puede ser extrovertido y ser tímido. De hecho, una persona con mejor vida interior suele tener menos miedos que una persona con vida exterior. Veamos a continuación una descripción más detallada de ambas circunstancias.

 

Introversión

Las personas con una versión interior:

  1. Tienen prácticas interiores más frecuentes y ordenadas, esto les mantiene en un estado de mayor paz que les encamina a construir una conducta más ordenada en virtudes.
  2. Existen virtudes que al practicarlas configuran una conducta mucho más prudente, silenciosa, generosa, pertinente, considerada, respetuosa y sabia al momento de interactuar.
  3. Su vida de virtud les conduce a elegir mejor las amistades con las que construyen una relación. Tienen pocos amigos, pero con una relación de mayor significado e importancia. Tienden a relacionarse más bien entre gente con versiones más interiores que exteriores. Cuidan mucho en quién depositan confianza. Sus sentimientos y pensamientos deben estar en manos de gente que valore y respete en igual importancia su amistad.

  4. Suelen ser más generosos y desprendidos, entienden espiritualmente el concepto de fraternidad y viven en sociedad como una gran hermandad en dónde todos son hijos de un solo creador, y como tales deben cuidar unos de otros. Las personas con una vida interior mucho más comprometida estarían incluso dispuestas a dar la vida por los demás, pues, ven en la muerte de sí mismos y de la materia un significado de valor respecto de sus creencias espirituales. Dar y darse por los demás les otorga un premio.

  5. Creen en la sobrenaturalidad de la reciprocidad y tienen a su mente entrenada para poderla percibir y activar.
  6. Las cosas materiales y exteriores, así como las prácticas o conductas que se desenvuelvan en este ámbito son más bien molestosas. Huyen de ambientes concurridos en el desorden o que puedan jugar en contra de la paz de su vida interior, que es lo que más valoran y gustan.

  7. Las mujeres tienden a la vida interior más que los hombres. Esto no quiere decir que las mujeres son más introvertidas que los hombres en el resultado final, pero su esencia natural les hace más propensas a la vida interior que los hombres.

 

 

Extroversión

Las personas con una versión exterior:

  1. Carecen de prácticas interiores frecuentes u ordenadas.
  2. Tienden a buscar la interacción social con mayor intensidad. A ellos no les importa mucho la calidad de la relación sino la cantidad de relaciones aunque sean superficiales.
  3. Su atención está más bien enfocada en lo material y externo, tienden a fijarse en lo que los demás tienen y representan, que lo que son en su interior.
  4. No son personas muy interesadas en la vida virtuosa, aunque sí podrían ser muy educados. Suelen inclinarse más en el desarrollo del intelecto que en el desarrollo de lo interior.
  5. Les encanta los lugares con mucha concurrencia. Si son estridentes, mejor. Para ellos un lugar vacío es un lugar “muerto”.
  6. Su generosidad está más bien normada por lo que la lógica intelectual determina. Saben que es importante compartir, pero más bien, porque es un requisito para poder vivir en sociedad y no porque exista realmente algo sobrenatural detrás de todo esto.

  7. Ellos dan confianza con mayor facilidad, para ellos no es tan importante el riesgo a ser heridos porque tienen un corazón un poco más acorazado para poder compartir en masa. Ellos tienden a tener miles de contactos, pero pocos que podrían dar la vida por ellos. Aunque definitivamente hay grandes extrovertidos que saben cómo construir relaciones poderosas principalmente basadas en un estilo emparejador.

  8. Los hombres tienen una tendencia a la extroversión más marcada que las mujeres de manera natural, sin que esto signifique que sus resultados finales en cuanto al Networking podrían ser igualmente valorados así.

 

Algunas consideraciones adicionales:

  • La introversión y la extroversión son parte de la personalidad de una persona. Esta tiene un componente genético y otro adoptado a lo largo de su vida que incluso podría cambiar en el ejercicio de la voluntad y decisión de una persona especialmente luego de un acto de reflexión y conciencia. Es decir, existen personas que genéticamente tienen ya un temperamento más sanguíneo (social) que otros y esto determina sus habilidades para relacionarse. No obstante, esto se complementa, pero no se contrapone con la introversión y la extroversión que como ya lo mencionamos son estilos de versión interior o exterior de percibir la realidad y la vida además de relacionarnos. Una persona de temperamento sanguíneo podría tener más facilidad de relacionarse con otras personas, pero al mismo tiempo hacerlo en una versión más interior o exterior.

  • El éxito en el Networking no está dicho para alguien introvertido o extrovertido porque esto solo determina ciertas formas con las que la persona se relaciona, mas no su capacidad en sí misma de relacionarse, y tampoco lo está en cuanto al temperamento porque un sanguíneo (socialmente más aventajado) podría tener muchos contactos y ninguna conexión dispuesta a hacer algo por él.  El éxito entonces, lo tendrán quienes al margen de su nivel de introversión y extroversión o de su temperamento, hacen el trabajo de compartir con generosidad y luego construyen una relación ordenada que provoque que los demás, en una relación con significado, estén dispuestos a hacer algo por él y luego cuando sea necesario y oportuno lo hagan. Es decir, el Networker exitoso es aquel que sabe con quién, cómo, cuándo, dónde, cuánto, por qué y para qué compartir. Indistintamente de su nivel de extroversión o introversión y de su temperamento.

  • Debido a que mencionamos de manera muy general a los “Temperamentos” es importante aclarar, para quienes no los conozcan, que estamos tomando como referencia la tesis milenaria que sostiene que existen 4 tipos de comportamientos naturales (genéticos) que no son usualmente influidos por el entorno y que de nacimiento determinan rasgos en el comportamiento humano. Estos 4 temperamentos son: Sanguíneo, Colérico, Flemático y Melancólico. No es importante mencionar que el temperamento sanguíneo sirve como ilustración de este ejemplo, ya que es el único temperamento de los 4 que tiene una habilidad marcada hacia la interacción social. Esto no significa que los demás temperamentos carezcan de la habilidad, pero sin duda el sanguíneo es el más naturalmente hábil.

  • El éxito en el Networking tiene que ver más con esfuerzo y sacrificio que con habilidad. Es decir, el que tenga más éxito será el que haga mejor el trabajo de compartir, que el que tenga cualidades naturales o no de socialización. Por lo que seguirse “etiquetando” como introvertido para justificar sus resultados solo está “programando” a su mente para creerse incapaz de algo que realmente tiene muy poco que ver con cualidades.

  • La generosidad sí es un determinante en el éxito cuando se hace Networking. Una persona generosa es, sin duda, una persona que tiene un corazón sano y entrenado para poder compartir más y mejor. Sin embargo, la generosidad no tiene nada que ver con la introversión, extroversión o su capacidad sanguínea de relacionarse. Aunque sí tiene más bien que ver con su capacidad por mantener su estado psico espiritual sano y generoso. Para poder lograrlo usted debe mantenerse lejos de la falta de perdón, el odio, los vicios y en general, con el hecho de cultivar su peor versión.